Consejos para ahorrar en la iluminación.

Las bombillas de bajo consumo emplean mucha menos energía para funcionar y duran más. Cuestan entre 5 y 7 veces más que una bombilla incandescente, pero duran hasta 10 veces más. Además no generan calor, por lo que toda la energía usada la emplean en la producción de luz. Con solo la sustitución de 5 bombillas incandescentes por 5 de bajo consumo, el ahorro puede llegar a ser de hasta 60 euros al año.

Durante el día hay que usar la luz natural y evitar encender bombillas innecesarias. Las cortinas de color claro se pueden usar a modo de pantallas difusoras de luz para hacer que entre más luz en una habitación. Si la luz es muy intensa en una habitación se puede evitar mediante el uso de la persiana o de un toldo.

No se deben dejar encendidas luces en habitaciones vacías. Es evidente, pero la leyenda de que los fluorescentes consumen más al encenderlos es falsa o al menos incompleta. Aunque es verdad que para que el fluorescente se encienda necesita 5 veces más energía que para lucir una vez encendido, la energía empleada en el encendido es similar a la que consume durante 10 segundos encendido. Si se abandona la habitación durante un minuto estamos malgastando 50 segundos más de electricidad que si lo apagásemos y lo volviésemos a encender.

Las lámparas con más de dos bombillas puede que estén consumiendo energía desaprovechadamente. Hay que hacer una prueba de la luz que producen sin todas las bombillas encendidas. Seguro que más de una sobra.

En las casas con jardín se pueden instalar temporizadores para las luces exteriores. De esta forma se apagarán, si por un descuido se dejasen encendidas, durante las horas en las que no sean necesarias o durante una ausencia.

El uso de colores claros en la decoración de las paredes y en los techos aumenta la refracción de la luz exterior y por tanto se iluminan en mayor medida las habitaciones de la vivienda de forma natural. Esto supone un ahorro de gasto en electricidad de una o dos horas al día .

De vez en cuando, conviene realizar una limpieza de polvo a suciedad de las bombillas de los apliques o lámparas de techo para evitar un efecto de velado de la luz. De esta manera se optimizará el nivel de iluminación.


Leave a Reply